Publicado: lunes 30 noviembre 2020

La adaptación en tiempos de pandemia

Noticias

Al inicio del año, nadie se imaginó lo que estaba por venir con ésta pandemia. La mayoría de nosotros leíamos desde la primaria la historia de grandes enfermedades que se convirtieron en pandemia por muchos años y jamás pensamos que nos tocaría vi...

Al inicio del año, nadie se imaginó lo que estaba por venir con ésta pandemia. La mayoría de nosotros leíamos desde la primaria la historia de grandes enfermedades que se convirtieron en pandemia por muchos años y jamás pensamos que nos tocaría vivir una experiencia similar.

 

El virus que causa esta enfermedad infecciosa es completamente nuevo y no existe medicina ni vacuna para curarnos o protegernos, y debido a esto fue que tuvimos que implementar cambios drásticos en todos los sentidos para poder estar a salvo y evitar la propagación del COVID-19 de manera acelerada, lo que implicó que en todos los ámbitos se hicieran modificaciones en la metodología de trabajo.

 

Como institución educativa no fuimos la excepción, y a pesar de que desde hace varios años la educación a distancia se ha implementado de manera normal en muchas universidades, no todos los programas son aptos para llevarse a cabo de ésta manera, sin embargo no tuvimos opción, y de inmediato implementamos estrategias para impartir clases en línea, incluso en aquellos planes de estudio para los que parecía inimaginable ésta modalidad, como es el caso de odontología, medicina, veterinaria, entre otros programas que llevan un alto contenido práctico y para los que la presencialidad es vital.

 

El hecho de tener que migrar todas nuestras clases a distancia fue un reto que enfrentamos de igual manera el personal administrativo, docente y el alumnado, ya que cada uno de nosotros tuvimos que realizar adecuaciones en nuestro entorno para poder hacer frente de la mejor manera a ésta situación. El reto del personal administrativo fue lograr una buena capacitación docente en cuanto al manejo de las diversas plataformas implementadas para tal efecto y dar un buen seguimiento personalizado tanto a alumnos como profesores; en el caso de algunos docentes fue aceptar la tecnología como la única vía para poder continuar trabajando y en el caso más importante, que son nuestros alumnos, fue aceptar y adaptarse a ésta nueva modalidad, en algunos casos comprando equipos para que esto fuera posible, en algunos otros adaptando espacios en nuestro hogar para poder replicar los métodos de enseñanza-aprendizaje a los que veníamos acostumbrados en la modalidad presencial.

 

A pesar de que tal vez en un inicio nos costó adaptarnos a todos éstos cambios y en muchos casos presentamos resistencia a ellos, creo que al final de cuentas esto nos trajo un gran aprendizaje y nos ayudó a crecer incluso de manera individual y grupal, ya que en el caso de los que tenemos grandes equipos de trabajo nos tocó ayudarnos mutuamente para seguir adelante. Sabemos que la economía de muchas personas se vio afectada, y sin embargo también hemos mostrado empatía hacia ello, aprendiendo a consumir del comercio local y apoyando a pequeños empresarios que día a día ponen todo su esfuerzo en sacar adelante sus negocios.

 

Considero que, en vez de ver éste año como un gran bache debido a la pandemia, debemos tratar de quedarnos con todos estos aspectos positivos que vino a mostrarnos, ya que al final de cuentas es esto lo que nos hace crecer como seres humanos y aprender a adaptarnos ante cualquier situación.


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS