Publicado: lunes 07 diciembre 2020

Ingeniero industrial: Un agente de cambio

Noticias

Es muy común escuchar que los tiempos de crisis nos empujan a mejorar y buscar alternativas para primero sobrevivir y después adaptarnos a las nuevas circunstancias, encontrando nuevas formas que nos ayuden a mantenernos en la competitividad. Uno...


Es muy común escuchar que los tiempos de crisis nos empujan a mejorar y buscar alternativas para primero sobrevivir y después adaptarnos a las nuevas circunstancias, encontrando nuevas formas que nos ayuden a mantenernos en la competitividad. Uno de los ámbitos donde se pueden observar con mas claridad estas situaciones es el empresarial y comercial, las grandes crisis y movimientos sociales han impulsado el desarrollo de nuevos métodos para obtener mejores resultados, partiendo del objetivo final de cada empresa, que es la obtención de rendimientos sobre la inversión.

A partir de que Frederick W. Taylor introdujera el estudio del trabajo como un enfoque científico de medir el tiempo y analizar los procedimientos de una operación, la industria ha ido evolucionando, lo mismo que el mercado y las habilidades competitivas han ido cambiando de enfoque incorporando más elementos a lo definido como estándar (calidad, satisfacción del cliente, reducción de costos, eliminación de desperdicios, involucramiento de los empleados, reducción de tiempo de mantenimiento y preparación, organización, limpieza, entre otros). Dando lugar a diferentes, técnicas, filosofías, y programas.

Todas estas evoluciones, siempre han ido de la mano de la Ingeniería Industrial, la cual ha participado como detonadora del cambio y coordinadora de los esfuerzos de las diferentes disciplinas, en cada una de estas implementaciones la habilidad formativa y de conocimientos de los Ingenieros Industriales ha sido un factor clave.

En este momento, la tendencia se inclina a lo que se le conoce como Lean Manufacturing el cual, sin ignorar las tendencias pasadas, contempla una reducción de desperdicios enfocados en la eliminación de costos innecesarios, teniendo como objetivo intermedio el JIT (just in time), filosofía base que tiene como objetivo que mediante un sistema que no permite tener inventarios, se ordene, fabrique y entregue solo lo que el cliente pidió.

Cuando me preguntan sobre la visión del ingeniero industrial en el futuro, contemplo que surgió de la necesidad de mejorar la productividad siempre innovando, su amplitud de conocimientos y formación integradora han sido clave a lo largo de los años, coordinando y generando los cambios a fin de hacer las empresas más redituables.  Por lo que aparte de su formación básica profesional ¿Qué más requiere para el futuro?  Como siempre, acoplarse a los avances tecnológicos,  y hacer lo que siempre se ha hecho en el ámbito de calidad y productividad ahora incorporando como un objetivo fundamental el cuidado del medioambiente situación clave en la que, a pesar de que algunas empresas han incursionado, no lo han hecho con la profundidad y responsabilidad con la que se tendrá que hacer en futuro no muy lejano, esto será un factor determinante en los procesos de decisión de la adquisición de un producto.

Es la Ingeniería Industrial, por su naturaleza de mejora y flexibilidad, un agente de cambio, sin el cual es imposible la adaptabilidad de las empresas al entorno de cambio cada vez más acelerado.


                                                                                                                                                                                                                                                                Ing. Mireya Casanova Munguía


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS