Publicado: sábado 10 octubre 2020

La importancia de los Contadores o Financieros para frenar la abrupta desaparición de las MiPymes o rescatar a las empresas consolidadas.

Noticias

El panorama actual de las pequeñas o medianas empresas  o el desarrollo de los grandes corporativos frente a  la pandemia mundial  es incierto, los sistemas financieros actuales siguen estando amenazados y a pesar de las important...

El panorama actual de las pequeñas o medianas empresas  o el desarrollo de los grandes corporativos frente a  la pandemia mundial  es incierto, los sistemas financieros actuales siguen estando amenazados y a pesar de las importantes caídas monetarias; los contadores son los estrategas correctos para ofrecer estrategias fiables y soluciones tangibles a los altos corporativos o a los emprendedores en potencia.

Por tanto, los contadores no frenan su visión, no deberán demorar en su capacitación y  sobre todo en su previsión financiera, con estrategias óptimas y viables para evitar la pérdida o la volatilidad de las acciones o la participación del mercado de cada marca o empresa que representan.

Si bien la economía mexicana ha manejado finanzas estables – según apuntes desde  la Presidencia de la Republica o apuntes de  algunos especialistas y sobre todo de las múltiples publicaciones de expertos en la prensa especializada. –

Pese a la desaceleración económica que venía mostrando los meses anteriores, así como la intervención del Banco de México contrarrestando la especulación contra el peso mexicano, ha aminorado esos efectos - solo de manera temporal,-  pero continuará la volatilidad de los mercados financieros.  Porque a pesar de los meses de la desaceleración se desconoce ¿Cuándo se podría erradicar el coronavirus?,  no sabemos ¿Cuánto tiempo va a durar la pandemia, y sobre todo ¿Qué afectación tendrán las economías y los mercados financieros globales ? y el impacto de los mercados y terrenos locales.

De acuerdo a un breve diagnóstico del Colegio de Contadores Públicos propone estas estrategias donde los diversos gobiernos pudieran rescatar a ciertos sectores y abunda sobre los siguientes puntos:

·         Implementar las políticas monetaria y fiscal para buscar la estabilidad económica, incentivos fiscales. (Pero, ¿Qué tipo de políticas serán las adecuadas para afianzar a los sectores más vulnerables?)

·         La intervención de los Bancos centrales para aminorar la caída de los mercados financieros y darle la liquidez necesaria.

·         Utilizar los mecanismos de contención monetaria de los Bancos Centrales, ajustes a las tasas de interés.

·         Desarrollar los mecanismos financieros junto con las políticas públicas para tratar de estabilizar las economías, como otorgar préstamos a tasas preferenciales.

·         Evitar los despidos masivos de trabajo en los próximos meses y evitar la contracción del consumo de los hogares.

 

De acuerdo con una declaración de José Manuel Velderrain Sáenz,  integrante de la Comisión de Investigación Fiscal del Colegio de Contadores Públicos de México, indicó que aquellos contadores  que sólo se dedican a llenar formatos sí van a disminuir e, inclusive, hasta desaparecer. 
El papel actual del contador es algo muy amplio. La tecnología, con el tiempo, va a disminuir muchísimo la cantidad de contadores que únicamente capturan, porque esta función  será cada vez más automatizada.  Precisó que el papel del contador va mucho más allá que el de tan sólo capturar o rellenar formatos.
En línea con lo anterior, José Luis García, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) declara que el contador muchas veces no sólo es un contador, es un administrador de negocios que hace los estudios para la toma de decisiones estratégicas para los diferentes sectores en los que se pueda desempeñar la compañía. La contaduría pública no va a desaparecer, se va a transformar por una razón natural y es que, si todo cambia, por supuesto que la contaduría pública lo va a hacer y es un hecho que ya ha empezado a transformarse, señaló García.

Así pues, ante los cambios tecnológicos que se están viviendo, la readaptación a los instrumentos de apoyo  y para no ser remplazados por un algoritmo de cómputo o una herramienta tecnológica, los Contadores del futuro inmediato actual, no deben dejar de prepararse pero sobre todo de certificarse. 

La certificación ante un curso, diplomado o herramienta es la validez de los conocimientos, es lo que le permite al profesional de la contaduría estar vigente y sobre salir sobre los colegas, que si bien un Contador con años y con expertiz, no necesariamente cuenta con los certificados para ejercer o ejecutar una labor o función dentro de la empresa o ante los clientes del despacho y poder representarlos como un agente ante los recintos correspondientes como el asesor legal que la función pública o privada le confiere.  

 

Mtro. Carlos A. Toscano Solórzano. 
Coordinador Académico Licenciaturas Económico Administrativas


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS