Publicado: viernes 02 octubre 2020

Primero sueño, luego construyo.

Noticias

Primero sueño, luego construyo.Arq. Noemi Valdivia Flores Puede ser que tú seas una de esas personas que piensa que el arquitecto es un artista que se expresa por medio del dibujo y los planos, el color y la textura, además de una que otra ma...

Primero sueño, luego construyo.

Arq. Noemi Valdivia Flores

 

Puede ser que tú seas una de esas personas que piensa que el arquitecto es un artista que se expresa por medio del dibujo y los planos, el color y la textura, además de una que otra maqueta. O bien, quizá consideres que un arquitecto es un constructor, especialista en las técnicas y materiales con los cuales se hacen las casas y los edificios. Tal vez incluso creas que es alguien capaz de explicar con  palabras ininteligibles las características de los proyectos y obras.

Si eres cualquiera de esas personas, debo decirte que: estás en lo correcto. El arquitecto es todo eso y un poco más.

Es meramente imposible tratar de obtener una sola idea de lo que significa ser arquitecto. Es vasto y acertado escuchar las diferentes opiniones de colegas que, desde su experiencia y perspectiva, aportan conceptos valiosos.

Creativos y soñadores, son sin duda cualidades esenciales. A partir de una idea en la mente, desarrolla y visualiza cómo se materializará. Para ese momento, ya estará imaginando cómo convivirá con las cosas que existen alrededor, cómo aportará al espacio arquitectónico-urbano, cómo será habitarlo y qué es lo que sentirán los usuarios al transitarlo.

Otra parte de su mente estará pensando en los materiales, las estructuras, los costos y todo el equipo de trabajo que será necesario para lograrlo.

Es emocionante, la imagen es tan vivida que quiere ponerlo todo con lujo de detalles para que los demás puedan “verlo” también; planos, perspectivas, fotomontajes, maquetas. Todo lo que sea necesario para captar al espectador.

En poco tiempo podrán apreciar cómo el objeto arquitectónico trasmite fuerza por medio de sus líneas, cómo el espacio está comprometido con el entorno y es respetuoso con la historia del lugar. Ha logrado mantener la escala humana además de crear diversos ambientes íntimos que conectan con las formas. El contexto y la conexión con la naturaleza están implícitos. Hay un diálogo donde la luz fluye y llega a cada rincón y superficie de material; que ahora se mantiene firme, funcionando y cobijando la actividad para lo que fue construida.


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS