facebook
Publicado: viernes 21 agosto 2020

La creatividad de los jóvenes nos pide que le abramos la puerta.

Noticias

La creatividad de los jóvenes nos pide que le abramos la puerta. Cinco meses han pasado en nuestro país desde que se hizo oficial el confinamiento por la pandemia mundial COVID-19. Ya nos llevaban ventaja otros países en este tema, pero, aun...

La creatividad de los jóvenes nos pide que le abramos la puerta.

 

Cinco meses han pasado en nuestro país desde que se hizo oficial el confinamiento por la pandemia mundial COVID-19. Ya nos llevaban ventaja otros países en este tema, pero, aun así, nuestra sociedad no alcanzó a prepararse para recibir, lidiar y mucho menos enfrentar los múltiples desafíos que el COVID nos trajo.

Han surgido muchas vertientes para analizar al alrededor de este tema. Desde los daños a la salud que ocasiona haber padecido la enfermedad, hasta las posibles secuelas después de haberla superado; si es que se supera. Desde el impacto económico mundial, hasta las múltiples habilidades que las personas hemos desarrollado para mantener nuestras actividades cotidianas vigentes en el mundo laboral y/o académico. Desde los esfuerzos sobrehumanos que realizan los servidores de salud, hasta la irresponsabilidad de una parte de la sociedad que sigue ciega por voluntad propia. En fin, así puedo mencionar tantos ejemplos para analizar de esta situación, pero creo que lo rescatable es que nos hemos dado cuenta de las posibilidades infinitas que teníamos y que tenemos ahora para salir adelante, así como de la inmensa capacidad del ser humano para adaptarnos a todo tipo de circunstancias. Hemos visto como los niños y los jóvenes han demostrado en este periodo de pausa que pueden manejar templanza, que pueden ser pacientes y sobre todo han abrazado la importancia de aprovechar el tiempo.    

Como adultos responsables de la formación de los adolescentes considero que hay un aspecto muy importante que debemos tener presente para acompañarlos durante este confinamiento, el cual es impulsar en ellos el uso de la creatividad. Si bien sabemos que los jóvenes durante el periodo de la adolescencia liberan su creatividad hasta los alcances más impensables, es en este momento y en estas circunstancias cuando tenemos la oportunidad de abonar a dichas capacidades. La manera más viable para nosotros como académicos es darles la confianza de integrar los conocimientos adquiridos con el uso de sus propios recursos creativos; es una herramienta pedagógica muy efectiva, que no solo logra los aprendizajes esperados, sino que también mejora el ánimo de los jóvenes: ¡los ayuda a sentirse felices!

            Al margen de toda la vorágine de emociones propias de la edad, los adolescentes esperan tener una guía dentro de esta situación, una guía que puede aparecer de manera intangible, simplemente motivándolos a exponer su propia creatividad, y que de esta manera se encauce el estrés, la incertidumbre, la esperanza y las motivaciones que en ellos persisten en estos momentos.

Los jóvenes no ven las situaciones como los adultos, las ven mejor. Solo basta con darles la confianza. Es lo único que necesitan para volar.


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS