Publicado: miércoles 24 marzo 2021

Principales retos para mantener la calidad académica en tiempos de pandemia

Noticias

Unos de los principales retos que ha tenido que enfrentar la educación superior en estos tiempos de pandemia ha sido mantener la calidad académica en la impartición de clases a distancia y/o con poca presencia de los estudiantes en los planteles,...

Unos de los principales retos que ha tenido que enfrentar la educación superior en estos tiempos de pandemia ha sido mantener la calidad académica en la impartición de clases a distancia y/o con poca presencia de los estudiantes en los planteles, si entendemos la calidad académica como el cumplimiento de los objetivos de clase y el desarrollo de las competencias generales y específicas de los estudiantes dentro de cada una de las asignaturas, el no tenerlos en las aulas, hace difícil poder tener la certeza y control sobre lo desarrollado dentro de las mismas, esto ha obligado a la implementación de tecnologías para el seguimiento y aseguramiento de la impartición de las clases, aunque no es suficiente para alcanzar los estándares de calidad necesarios, por ello el papel de los docentes y funcionarios académicos se vuelve fundamental.


Los Docentes están obligados a garantizar el perfil de egreso de cada una de las licenciaturas en las que imparten catedra, al igual que deben conseguir desarrollar las competencias que exige cada una de las materias que forman parte de un plan de estudios, esto solo se logra a través de conocer y entender el modelo educativo de cada institución universitaria y poder conjuntarlo con la experiencia profesional que cada maestro ha obtenido a lo largo de su vida productiva; de igual forma esto debe venir acompañado de una vocación hacia la enseñanza, por ello es importante que aquellos que se encargan del desarrollo de nuevos profesionales tengan las ganas y la convicción de que con su labor se está contribuyendo al desarrollo de personas que fortalecen su compromiso con la mejora de la sociedad.


Los Funcionarios Académicos son el pilar fundamental para el cumplimento de la Calidad, ellos son quienes deben asegurar el perfil docente, ya no solo en relación a los objetivos de los contenidos, ahora se debe tener en cuenta la capacidad de desarrollar aprendizajes en entornos virtuales y el manejo de las nuevas tecnologías de la información como una de las principales fortalezas del quehacer docente, lo que para algunos maestros se ha vuelto todo un reto, ya que en cuestión de días tuvieron que pasar de las aulas presenciales a los salones virtuales, del pizarrón y los cuadernos, a las plataformas de videoconferencias y “suites” configurados para el seguimiento de los aprendizajes; los coordinadores y directores académicos tienen la responsabilidad de asegurar que dichas herramientas estén disponibles para la comunidad universitaria y que se aprovechen al máximo, para de esta manera, subsanar las debilidades que tanto estudiantes como docentes puedan tener en relación a la virtualidad de las actividades escolares.


No cabe duda que la pandemia obligó a las Universidades a adaptarse de una manera acelerada a las nuevas formas de interacción humana, así como a desarrollar fortalezas en sus modelos académicos que vayan en sincronía con la nueva realidad del mundo globalizado, ahora es papel de las mismas no dejar que dichos avances se pierdan una vez que la “nueva normalidad” nos alcance.


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS