Publicado: sábado 30 enero 2021

Trabajar y estudiar

Noticias

En México sólo 16% de los jóvenes y adultos cuentan con una carrera o estudios de licenciatura, el porcentaje más bajo entre los 34 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según un...

En México sólo 16% de los jóvenes y adultos cuentan con una carrera o estudios de licenciatura, el porcentaje más bajo entre los 34 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), según un estudio realizado por la misma en 2017.

La situación es tan grave, que sólo el 21% de los mexicanos de 25 a 34 años de edad poseen un título universitario, cifra que cae hasta el 12% cuando se trata de la población que se ubica entre 55 y 64 años.

Los motivos son diversos, desde algunos que truncaron su sueño por situaciones personales o familiares hasta aquellos que nunca si quiera lo pensaron por motivos económicos, ya que tenían que sostener a su familia antes que pensar en continuar con sus estudios.

Sin embargo ambos temas van de la mano, ya que la OCDE destaca que el nivel educativo tiene una relación directa con el empleo, pues entre mayor sea el nivel educativo, la tasa para encontrar un trabajo aumenta.

 

Para quienes tienen por debajo de medio superior la tasa de empleo es de 65% para personas de 25 a 64 años; mientras que para la población con educación media superior y superior, es de 70% y 80% respectivamente.

 

La remuneración económica por el empleo de las personas también aumentan con el nivel educativo alcanzado y en México son considerablemente más altos que en la mayoría de los países de la OCDE si la persona tiene un título universitario. En México, los adultos con un título de educación superior ganan en promedio más del doble que los adultos solo con estudios de educación media superior, explica el estudio.

 

En la actualidad la oferta de carreras universitarias semi-escolarizadas se ha vuelto sumamente popular, ya que brindan la oportunidad de mezclar la vida laboral y estudiantil pues generalmente sólo se asiste a la escuela los fines de semana o bien, pueden desarrollar las materias a distancia, haciéndolo totalmente a su ritmo y dedicándole el tiempo que mejor les convenga.

 

Un punto positivo de esto es que cuando deciden comenzar o retomar sus estudios, la mayoría de las veces no se les complica, ya que lo que se está aprendiendo en la escuela, de manera inmediata lo ponen en práctica en su trabajo, y viceversa, y suele facilitarse la parte teórica pues ya se tiene el conocimiento práctico.  

 

Nunca es tarde para continuar superándose y es por eso que la mayoría de adultos optan por esta opción de estudio, ya que con ello podrán continuar escalando puestos en sus empleos, alcanzar una mejor remuneración económica y por supuesto, la más importante, tener la satisfacción personal de contar con un título universitario.

 

Dra. María de Lourdes Ortíz Bravo


Comparte esta noticia en redes sociales

Buzón de sugerencias

BUZÓN DE

SUGERENCIAS